Economía circular: qué es y cuál es su importancia para la sociedad | C-Neutral
© anncapictures

¿Qué es la economía circular?

Se dice que la economía circular es el futuro. Sin embargo, la mayoría de nosotros puede sentir que estamos en un ciclo interminable de contaminación. En efecto, estamos inmersos en un modelo económico lineal que solo se limita a cultivar, fabricar, consumir y eliminar. Si todavía te preguntas si existe una alternativa y en qué consiste, aquí te explicamos un poco más acerca de los principios de la economía circular y las ventajas que ofrece este modelo.

¿Qué es la economía circular?

Estamos hablando de la definición de todo un nuevo modelo de producción para el consumo. En este planteamiento se impulsan acciones como las de compartir y reutilizar, además de reparar, reciclar materiales y aprovecharlos al máximo.

Esta práctica busca reducir al mínimo el desperdicio, e incluso contempla que los desechos y la contaminación nunca se creen. De esta manera, se persigue que los productos que usas y que llegan al final de su vida útil se puedan reincorporar a la economía tantas veces como sea posible.

¿Por qué necesitamos cambiar a este tipo de economía?

La población mundial está creciendo rápidamente. Se ha cuadriplicado en los últimos 100 años, y se prevé que supere los nueve mil millones para 2050. Esto está aumentando rápidamente la demanda de materias primas, mientras que su disponibilidad está disminuyendo. Como sabrás, cada día se necesitan más recursos para alimentos, agua, vivienda, ropa y artículos eléctricos.

Asimismo, el uso desmedido de materias primas termina por causar un gran impacto medioambiental, al tiempo que aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera. En consecuencia, una economía bajo esta estructura tendrá un impacto menos negativo en el medio ambiente y reducirá las emisiones de carbono.

¿Qué beneficios podemos encontrar como consumidores en la economía circular?

Como consumidor descubrirás que este modelo te brinda beneficios más allá de evitar el colapso ecológico. Esto se deriva principalmente de una mayor eficiencia en los flujos de materiales requeridos para producir tus productos favoritos.

Como resultado, el mercado en general puede ofertar productos y servicios más completos y eficientes. Además suma ventajas tales como las siguientes:

  • La recuperación de materia prima que arroja una reducción en precios, al tiempo que disminuye los costos de productos y servicios. 
  • Se superan fenómenos del comercio, como la obsolescencia programada, alargando la vida útil de los productos. 
  • Gozamos de una mejor salud, ya que la producción de alimentos bajo un esquema circular reduce nuestra dependencia de pesticidas y otros productos químicos agrícolas industriales.

Como resultado, esta economía no solo proporciona beneficios a las personas, sino que también ofrece mejoras a las empresas. Aquellas que comiencen a practicarla también pueden obtener ventajas como estas:

  • Estimula mayores innovaciones y procesos de producción sostenibles para las empresas.
  • Brinda a las empresas la oportunidad de estudiar patrones de comportamiento de sus clientes. A partir de estos datos, puede introducir mejoras en sus productos.
  • El beneficio económico de recuperar y reutilizar incentiva el crecimiento de la fuerza laboral.

Otros sectores que aplican el modelo circular

Tal y como vemos a continuación, todos los sectores son susceptibles de aplicar el principio bajo este tipo de economía. Presta atención.

Un ejemplo en el sector Oil & Gas

En efecto, estamos frente a una industria que consume grandes cantidades de agua. Por otra parte, sucede lo mismo con las cantidades de gas obtenido. Así, bajo un modelo circular, una excavación de petróleo puede usar el gas para alimentar el consumo de energía en las instalaciones de tratamiento de agua. Al mismo tiempo, este agua puede ser redistribuida utilizando los mismos camiones cisterna que ya transportan petróleo a poblaciones cercanas que la necesiten.

Desafío de las energías renovables para funcionar de forma circular

El sector de las energías renovables sigue creciendo a un ritmo exponencial. A pesar de su éxito, este tipo de energías tienen su debilidad en el uso desmedido de las baterías para su funcionamiento. Este es un problema que el modelo circular está llamado a solucionar.

Como resultado, se debe garantizar que las baterías se utilicen en todo su potencial y no se conviertan en un desperdicio. En este caso será necesaria la colaboración entre industrias, empresas y legisladores, así como repensar la estructura misma de las baterías.

Plásticos de un solo uso

El uso de plásticos se ha multiplicado por veinte en los últimos 50 años. Y, por el nivel de contaminación que aportan, sabemos que deben dejar de fabricarse de forma lineal. Para romper este ciclo todos los envases deben diseñarse para encajar dentro de un sistema, ya sea en uno de reutilización, reciclaje o compostaje.

En definitiva, para comprometerse verdaderamente con un modelo circular las empresas deben analizar con detenimiento sus sistemas actuales, evaluando dónde y cuándo se producen los desechos y cómo puede detenerse cualquier desperdicio. Al rediseñar los procesos en una economía circular, encontrarás una excelente forma de garantizar la sostenibilidad a largo plazo con la firme intención de aportar algo a un mundo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *