Si realizas tus reuniones de esta manera, dejas de contribuir con las emisiones de los aviones, que representan el 12% de las emisiones por transportación.