Los tendederos son una opción amigable con el planeta y tu bolsillo. Las secadoras de ropa producen una gran cantidad de CO2, al no utilizarlas dejas de producir dióxido de carbono.